Embarazada pero sexy

541751189_5e17917dca.jpg
A partir del cuatro mes de embarazo nuestro cuerpo experimenta grandes cambios que se son más que evidentes a simple vista.

La ropa que solíamos usar ya no nos  queda y es necesario que ese cambio que estamos experimentando internamente se perciba externamente.

Tus formas ya no son las de antes, casi no se nota la cintura, los pechos aumentaron de tamaño, y la barriga se agranda sin cesar. Lo mejor es ir de compras antes de que sea muy tarde.

Una vez que ganas peso puede ser que te de mucha pereza salir de compras y por lo tanto muchas futuras mamás terminan usando ropa de sus maridos.  Esto no es lo más recomendable, en un momento tan importante en nuestra vida debemos sentirnos tan bien como nos vemos así que lo mejor es prevenir esta situación e ir de compras con tiempo.

Actualmente el mercado ofrece una variedad de estilos, colores y texturas de ropa que son  diseñadas especialmente para la mujer embarazada. Así que a dejar la pereza de lado porque una mujer embarazada puede estar tan guapa y sexy como otra que no lo esté.

Cuando vamos de compras lo mejor es mantenerte fiel a tu estilo. La ropa interior y exterior debe se cómoda y los tejidos naturales, como el algodón y el lino. Las braguitas, así como las medias deben quedar por debajo de la barriga, para evitar que la oprima. Los sujetadores o sostenes deben ser adaptables y con buena sujeción.

Es importante tener en cuenta la época del año que corresponderá al tercer trimestre del embarazo, para comprar la ropa adecuada. Hay que tener en cuenta que en estos últimos meses el metabolismo basal aumenta y sentimos más calor.

Artículos recomendados

Comentarios