Cuentos de Semana Santa para niños

Imagen de Luisa de la Borda
Enviado por: Luisa de la Borda

La Semana Santa, además de ser una de las celebraciones más importantes del cristianismo, es una fiesta para disfrutar en familia y amigos. Por ello, en este nuevo artículo te propongo conocer algunos cuentos infantiles para que les puedas contar a los pequeños en estas celebraciones.

A lo largo del tiempo, se han creado leyendas sobre el conejito de Pascua y otros, aunque no tan populares, cuentos de Semana Santa para niños. Estoy segura que los más chicos de la casa estarán deseosos de escuchar una de esas historias.

El hermano gemelo del conejo de Pascua

Freddy era el nombre del hermano gemelo del conejo de Pascua pero, al contrario de él, desde que nació fue problemático. Esto hizo que sus padres lo abandonaran y que su hermano creyera que era hijo único porque nunca había escuchado hablar de él.

El gemelo del conejo de Pascua estaba deseoso de que los niños lo quisieran y al ver que su hermano regalaba chocolates y caramelos en Semana Santa, Freddy decidió darles algo a los niños.

Freddy quería imitar a su hermano

Mientras que el conejo de Pascua se encontraba en su guarida preparando los regalos para los niños, Freddy hacía lo mismo por su lado, pero había decidido regalar juguetes a los niños y vestidos a las niñas. Cuando llegó el día, el conejo se dispuso a entregar los chocolates sin saber que su hermano lo seguía.

Freddy iba detrás de su hermano sin que este lo pudiera ver y sigilosamente dejaba los regalos que había preparado. Más tarde, le llegaron cartas al conejo de Pascua, donde la agradecían los chocolates y los juguetes y vestidos.

El conejo de Pascua decidió investigar

El conejo de Pascua, extrañado, decidió investigar quién había tenido tan buena idea de hacer los otros regalos y decidió esperar hasta la próxima Pascua para descubrir al generoso ayudante.

Al año siguiente, el conejo de Pascua hizo su trabajo como todos los años, pero cuando llegó a la última casa descubrió a su hermano, que no conocía, dejándoles regalos a los niños. Inmediatamente salió de su escondite y le preguntó quién era. Freddy le confesó que era su hermano gemelo pero que era malo y no tenía bondad como él.

El conejo de Pascua lo sacó de su error, le mostró la carta de los niños y le dijo que el gesto que había tenido con ellos era generoso y un acto de bondad. Finalmente, lo invitó a seguir alegrando las Pascuas de miles de niños pero juntos.

¡Espero que compartas este cuento con los niños! Esta celebración es de grandes y chicos, también puedes aprovechas para colorear dibujos de Pascua.

anterior Significado de los nombres con la letra F siguiente La clave para potenciar el talento infantil

Artículos recomendados

Comentarios