Fotos de bebés prematuros

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

Cuando una mujer queda embarazada, siempre busca cuidarse al máximo para que su bebé nazca sano y fuerte, con su pequeño cuerpito bien desarrollado. Sin embargo, en algunos casos nacen bebés prematuros que, con la ayuda de los médicos, logran salir adelante en sus dificultades. En general, los bebés prematuros son más pequeños y de un peso inferior, cosa que podrán constatar en estas fotos de bebés prematuros. Además, suelen ser llevados a incubadora por un tiempo -dependiendo del bebé, mayor o menor-.

El bebé prematuro

Un bebé prematuro es todo aquel que haya nacido antes de las 37 semanas de gestación. Lógicamente, un bebé de 36 semanas no tendrá las mismas complicaciones que uno de 30, por eso los riesgos deben ser evaluados en cada caso. Las causas por las que un bebé nace prematuro son diversas.

Los bebés prematuros pueden tener problemas de salud, y en general permanecen más tiempo en el hospital que un bebé que haya nacido a término. Algunos tendrán que pasar por los cuidados intensivos neonatales para estar bien vigilados y terminar su desarrollo. Gracias a los avances médicos que existen hoy en día, los bebés prematuros pueden sobrevivir sin mayores problemas.

Algunos problemas médicos que pueden tener los bebés prematuros son: apnea, síndrome de dificultad respiratoria -especialmente en bebés nacidos antes de la semana 34-, hemorragia intraventricular, la persistencia del conducto arterioso, la enterocolitis necrotizante, la retinopatía del prematuro, la ictericia, anemia, displasia broncopulmonar, e infecciones varias debido a que su sistema inmune no es tan fuerte. En general, todos estos problemas se solucionan en la estancia hospitalaria.

En cambio, existen algunos posibles problemas que pueden perdurar, como el autismo, discapacidad intelectual, la parálisis cerebral, problemas pulmonares o pérdida de visión o audición.

¿Cuándo mi bebé prematuro puede volver a casa?

Depende mucho del niño, pero en general necesitan que pese al menos dos kilos, que tenga un aumento de peso constante de 200 gramos a la semana, pueda respirar por sí mismo, logre alimentarse -del pecho o de un biberón-, y mantenga el calor sin necesidad de la incubadora.

En algunos casos, el bebé necesitará cuidados especiales luego de dejar el hospital.

¿Te han gustado las fotos de bebés prematuros? Sin duda alguna, son un milagro de la naturaleza, y hoy en día es más probable que no tengan ningún tipo de problema de salud en el futuro.

anterior ¿Por qué la música es buena para el bebé? siguiente El mundo de Ana y Mia

Artículos recomendados

Comentarios