Remedios naturales para el sarpullido por calor en bebés

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

La piel del bebé es una de las más suaves de todas, sin lugar a dudas. Y por ende, además de su suavidad y su tersura, es extremadamente delicada. Por eso, hay que tener especial cuidado con el pañal, los cambios de temperatura y las alergias cutáneas cuando hablamos de un bebé.

Hoy queremos explicarte algunos remedios naturales para el sarpullido por calor en bebés, ¿quieres conocerlos?

¿Qué es el sarpullido por calor?

El sarpullido por calor suele suceder en los bebés -aunque también puede apreciarse en niños mayores e incluso en adultos-, y es una erupción con pequeños bultitos y en ocasiones ampollas que aparecen cuando el pequeño está demasiado caliente.

Suelen ser de color rojo, especialmente si la piel es blanca, y aparece sobre todo en pliegues y partes del cuerpo donde las prendas están muy ceñidas: estómago, pecho, nalgas, entrepierna, cuello, y si usa gorros también en la cabeza. 

No es una condición grave, pero lo cierto es que es muy molesta para el bebé. Si vemos que tiene sarpullido por calor en alguna zona, probablemente es porque está demasiado abrigado. Por eso mismo, debemos buscar prendas más ligeras y menos ajustadas para las zonas en que veamos este sarpullido.

¿Cómo tratar el sarpullido por calor?

Hay muchos remedios naturales para el sarpullido en bebés, sin necesidad de que utilicemos productos químicos que pueden dañarlo. ¿Cuáles son estos remedios? Para empezar, uno de los más sorprendentes es la leche materna: tan solo tienes que colocar unas gotas sobre la zona afectada y dejar secar.

Otra excelente opción es el aceite de coco, que se aplica de la misma forma que el remedio anterior.

También podemos poner avena en una procesadora hasta que quede una pasta, y colocarla en agua para un bañito del bebé. Debemos dejarlo allí por unos quince o veinte minutos para conseguir resultados.

Aplicar una fina capa de yogur natural sin azúcar sobre la zona irritada y limpiarlo con regularidad ayudará a que el sarpullido por calor desaparezca.

Mojar un paño con una mezcla de una cucharada de vinagre de manzana y media taza de agua, poner sobre la zona irritada. Por sus propiedades antibacterianas permitirá que no se infecte el sarpullido.

¿Conocías estos remedios naturales para el sarpullido por calor en bebés? ¿Has utilizado alguno? ¿Cuál te ha dado mejores resultados? Cuéntanos todas tus dudas sobre el cuidado de la piel del bebé.  

Artículos recomendados

Comentarios