Rimas cortas para niños

Imagen de Flupu
Enviado por: Flupu

Seguro que más de una vez han pensado, junto con los más pequeños de la familia, en hacer un regalo especial a alguien muy querido. Se puede optar por muchos regalos materiales, pero seguro que un regalo muy original puede ser que los peques reciten algo como, por ejemplo, rimas cortas para niños. ¡Recitarlas es de lo más divertido! ¿No creen?

Las rimas también pueden ser muy útiles para recordar cosas. Por ejemplo, yo recuerdo cuántos días tiene cada mes gracias a una rima que mi madre me enseño de pequeña, es esta:

Los meses

Treinta días trae septiembre

Con abril, junio y noviembre

De veintiocho sólo hay uno

Y los demás, treinta y uno

Pero también hay otras rimas para niños que se caracterizan por ser graciosas y divertidas.

La gallinita

Con una corona

plateada y bordada

llegó mi vecina

la buena gallina.

Puso un huevito

y muy pronto nació

su hijo el pollito

¡y rápido creció!

El gatito goloso

Un gatito amoroso

de puro goloso

enfermo amaneció

y casi se murió.

Su mamá le dijo:

"eres un goloso,

gatito amoroso,

te daré un remedio

para que salgas del medio".

El gatito goloso

no fue mentiroso

y a su mamá

la verdad le contó.

Me comí 10 lauchitas,

pero chiquititas.

Los diez perritos

Yo tenía diez perritos,

yo tenía diez perritos.

Uno se perdió en la nieve,

no me quedan más que nueve.

De los nueve que quedaban (bis)

uno se comió un bizcocho.

No me quedan más que ocho.

De los ocho que quedaban (bis)

uno se metió en un brete.

No me quedan más que siete.

De los siete que quedaron (bis)

uno ya no le veréis.

No me quedan más que seis.

De los seis que me quedaron (bis)

uno se mató de un brinco.

No me quedan más que cinco.

De los cinco que quedaron (bis)

uno se mató en el teatro.

No me quedan más que cuatro.

De los cuatro que quedaban (bis)

uno se volvió al revés.

No me quedan más que tres.

De los tres que me quedaban (bis)

uno se murió de tos.

No me quedan más que dos.

De los dos que me quedaban (bis)

uno se volvió un tuno.

No me queda más que uno.

Y el perrito que quedaba (bis)

se metió para bombero,

no me queda ningún perro.

Pinocho

A la vuelta de la esquina,

me encontré con Don Pinocho,

Y me dijo que contara hasta ocho:

Pin una, pin dos, pin tres, pin cuatro

Pin cinco, pin seis, pin siete y pin ocho.

Son muy divertidas y sonoras, ideales para compartir con los más pequeños.

¿Conocen alguna rima? Compartan más rimas cortas para niños con nosotros a través de los comentarios.

anterior Cómo nombrar a un bebé siguiente Consejos para ayudar a tu hijo contra el cyberbulling

Artículos recomendados

Comentarios