Desarrollo de la personalidad infantil

120548753.jpg iStockphoto/Thinkstock

La personalidad no es más que el conjunto de cualidades que distinguen a un ser humano y señalan su identidad. Su desarrollo en los niños es un proceso natural en el cual influyen considerablemente los padres, los maestros y la familia en general. Veamos algunos elementos a tener en cuenta en dicho evento:

El juego

Este es uno de los aspectos de mayor peso en la formación de la personalidad infantil. Es el medio que le permite al niño expresarse espontáneamente y con disfrute. Más aún, es una actividad que desarrolla su creatividad y su inteligencia.

Socialización

Este es un factor relevante en el desarrollo de los niños pues les permite insertarse sanamente en los distintos espacios sociales. Los padres deben seguir atentamente cómo se relacionan sus hijos con los parientes, amigos, profesores, vecinos. Es su función animarlos a integrarse satisfactoriamente a la sociedad.

Emociones

Juegan el papel principal en esta edad de la vida. El desarrollo de todo el universo emocional de los niños es la base sobre la que se produce el desarrollo de su personalidad. Esta noción se relaciona profundamente con la expresión de las emociones en los individuos.

97468081.jpg iStockphoto/Thinkstock

Alegría

Esta es una emoción que puede darse de distintas formas en los chicos. Los niños pequeños muestran que están contentos mediante una intensa actividad motora, que incluye dar palmadas, saltar, patear, entre otras. Los mayores por su parte se expresan mediante la risa.

Curiosidad

Especialmente desarrollada en los niños pequeños, esta emoción es imprescindible para cualquier menor. Es la base motivacional por la cual intentan alcanzar metas y puede ser cultivada de modo que potencie las distintas áreas cognitivas.

Miedo

Es más frecuente en los pequeños. Estos suelen llorar y gritar, los mayores tienden a tener conductas evasivas como huir de una situación o cerrar la puerta.

Conducta paterna

Es el patrón de mayor repercusión en la vida infantil. Los niños copian constantemente los comportamientos de sus padres, los identifican en esos primeros años como la línea moral a seguir: lo que hacen los papis es correcto por defecto, elemento muy beneficioso para transmitirles los distintos valores humanos, pero delicado pues pueden también copiarse los moldes negativos.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.