Técnicas para jugar con nuestros hijos pequeños

157844448.jpg Mike Harrington/Digital Vision/Thinkstock

Jugar es una actividad vital para los niños, les ayuda a ser independientes y enfrentar diversas situaciones, así como a desarrollar la concentración y la imaginación, dos elementos imprescindibles para la vida y para poder aprender durante las etapas escolares.

Pero el juego también es una vía mediante la cual podemos acercarnos a nuestros hijos. Por esta razón es muy importante que los padres compartan dicha actividad con disfrute y dedicación. Veamos algunas técnicas que favorecen la interacción con los niños pequeños durante el juego.

Inventar el tiempo

No hay dudas de que la vida cotidiana puede ser muy agitada y los padres modernos cuentan con escaso tiempo para dedicarlo a la familia. Sin embargo, es absolutamente necesario que estos logren crear espacios del día, de 10 a 15 minutos como mínimo, donde haya la menor interrupción posible, para jugar con los pequeños. Deja de lado cualquier otra actividad, como la tele o la Internet, y concéntrate en pasar un buen rato de juego con tus hijos.

93052538.jpg iStockphoto/Thinkstock

Implicar a los hijos

En primer lugar, pregunta a tus niños cuáles son sus juegos favoritos. Permíteles escoger aquellos que sean más de su agrado. Muchos padres deciden qué se jugará, cuándo y dónde sin tener en cuenta la opinión de sus hijos. Un niño siempre disfrutará y aprenderá más si es él mismo quién selecciona su juego y el lugar a realizarlo. Como consecuencia de ello, se concentrará mejor y tendrá un comportamiento mucho más apropiado.

Ponerse al nivel de los niños

Es conveniente prepararse para jugar con los hijos. Para ello debemos asegurarnos de que estamos bien cerca de ellos, establecer contacto visual y mostrar que se está a gusto con ellos. Pongamos por caso, si el menor está sentado en el suelo, algo muy frecuente, se recomienda sentarse junto a ellos.

80603187.jpg Goodshoot/Thinkstock

Describir lo que el pequeño realiza

Esta técnica es más complicada, pero muy importante. Mientras el niño escoge un juego y comienza a realizarlo, es necesario ir describiendo los pasos que este realiza con un tono de voz positivo. Por ejemplo: “tomaste el ladrillito azul y lo estás colocando sobre el rojo”. Evita corregir y dirigir la actividad, así como hacer preguntas. Simplemente copia lo que tu hijo hace.

Elogiar la actividad del niño

Una vez te sientas cómodo describiendo lo que ves, comienza a usar frases de elogio tales como: “qué niño más listo que pone ese ladrillito azul sobre el rojo”. Se aconseja estar lo más cerca posible, sonreír, hacer contacto visual, así como dar besos, abrazos y cualquier manifestación de afecto.

Con mucha sinceridad alaba a tu hijo tan pronto sea posible cuando realice una acción adecuada para animarlo a repetir la tarea. Estas frases le brindan seguridad y confianza para seguir hacia delante, lo cual será esencial para el desarrollo posterior de su autoestima.

Una vez practiques estas técnicas al jugar con tus hijos, verás que cada día será mejor la interacción entre ustedes y crecerán, más que como niños atrevidos, como personas valientes, seguras y cooperativas durante el resto de sus vidas.

¡Y no se pierdan las actividades que pueden hacer el fin de semana!

 

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.