Síntomas de desórdenes mentales en niños

78186876.jpg BananaStock/Thinkstock

Reconocer síntomas de desórdenes mentales en niños puede ser bien difícil por la implicación emocional que tienen los padres. Lamentablemente por esta razón muchos niños que pudieran beneficiarse a tiempo con tratamientos especializados no reciben la ayuda que necesitan. Aquellos padres que estén en este caso deben saber que es vital identificar la situación para apoyar al pequeño y ayudarlo a sanar. Veamos cuáles son estos indicios.

Trastornos mentales en niños

Los niños pueden sufrir desórdenes mentales tales como:

  • Ansiedad: Miedos, compulsiones, estrés, que afectan su vida diaria.
  • Déficit en la atención: Dificultades para concentrase en alguna tarea e hiperactividad.
  • Autismo: Dificultades severas para comunicarse e interactuar con las demás personas.
  • Desórdenes alimenticios: Anorexia, bulimia nerviosa, preocupación excesiva por el peso y la alimentación.
  • Inestabilidad anímica: Depresiones y sobreexcitación frecuentes que aparecen polarizadas.
  • Esquizofrenia: Enfermedad mental que causa en los niños pérdida de la noción de realidad. Es el más severo de los trastornos mentales en la infancia.

Síntomas de desórdenes mentales infantiles

Los síntomas de que un niño puede estar padeciendo una enfermedad mental incluyen:

83315629.jpg Cambios de humor. Fíjate si ha habido sentimientos de tristeza marcados o retraimiento que duran como mínimo dos semanas o giros en el estado de ánimo que hayan causado problemas en casa o en la escuela.

93586438.jpg Sentimientos intensos. Presta atención a los miedos muy fuertes que sienta el niño sin razón aparente (estos algunas veces se producen con agitaciones del pulso y problemas en la respiración) y que interfieren en su vida cotidiana.

78048486.jpg Cambios en la conducta. Se trata de cambios muy drásticos en el comportamiento o la personalidad infantil, especialmente si la conducta es dañina o descontrolada, por ejemplo: irse a las manos con otros niños frecuentemente, usar armas o expresar el deseo de herir a otras personas.

121121463_4.jpg Dificultades en la concentración. Son problemas que presenta el niño para centrarse en una tarea o permanecer sentado, ambas cosas pueden conducir a un bajo rendimiento escolar.

144871189_1.jpg Pérdida de peso inexplicable. Puede ser una señal de trastorno alimenticio si el niño comienza bruscamente a bajar de peso y al mismo tiempo observas pérdida del apetito, vómitos y uso de laxantes.

99250501.jpg Daños físicos. En ocasiones los desórdenes mentales causan pensamientos o intentos suicidas, así como perjuicios auto-inflingidos. Hay que estar muy atentos a esta situación tan peligrosa para la vida del pequeño.

79167737.jpg Abuso de drogas. Algunos niños utilizan sustancias adictivas o alcohol para lidiar con sus problemas. Si es el caso, es menester tomar medidas inmediatas, el menor puede estar padeciendo un trastorno mental.

Si bien es difícil que los padres identifiquen cuándo su hijo ha comenzado a padecer una enfermedad mental —también entendible que tarden en hacerlo—, resulta imprescindible prestar atención a estos síntomas y acudir sin dilación al especialista infantil que podrá darle un tratamiento adecuado según sea el grado del trastorno.

Recuerda que a tiempo las expectativas de sanar de los niños son considerablemente optimistas.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.