Remedios para el dolor de garganta en niños

119828326.jpg iStockphoto/Thinkstock

El dolor de garganta es uno de los síntomas más comunes experimentados por los niños que padecen catarros o gripes, aunque también puede tener diversas causas, desde alergias hasta la varicela. La mayoría de las veces este problema no requiere tratamiento profesional, bastan unos sencillos remedios para el dolor de garganta en niños, que aliviarán la irritación y las molestias.

Remedios contra el dolor de garganta

Fluidos

140468654_0.jpg El mejor remedio para mantener bajo control el dolor de garganta en niños con resfriados es proveerles de grandes cantidades de líquido durante todo el día. Mantener a tu hijo hidratado permitirá que su garganta esté lubricada y su sistema inmunológico funcione apropiadamente. Dale de beber mucha agua y escoge como alimento sopas, caldos, jugos, cosas líquidas, en lugar de productos secos que pueden irritar aún más la garganta. Evita que tome bebidas con cafeína o sodas, las que tienden a dañar más la zona y a deshidratar el cuerpo.

Agua con sal

120660021.jpg Enjuagues y gárgaras de agua tibia con sal son una de las formas más sencillas y eficaces de combatir el dolor de garganta. El agua salada afloja y limpia la flema y elimina el goteo nasal. Además suaviza el tejido de la garganta. Mezcla una cucharadita de sal en un vaso de agua tibia hasta que se disuelva. Pídele al pequeño que haga gárgaras suaves con este líquido durante 30 segundos y que luego lo eche afuera. Debe repetirse cada 2 o 3 horas, o tanto como se necesite.

Grageas medicinales

100888238.jpg Ese tipo de caramelo que usualmente contiene mentol o alguna otra variante anti-inflamatoria puede ser usado pues ayuda a estimular la producción salival y evita la resequedad en la garganta. Aquellas grageas de hierbas naturales son las más recomendadas para evitar la irritación del área.

Miel y limón

99351380.jpg Utiliza sin temor alguno la miel y el limón cuando tu hijo tenga dolor de garganta, ya que son dos productos naturales muy eficientes y sin riesgos de efecto secundario. El limón corta la flema y los goteos nasales, y la miel cubre la zona de un sabor agradable y produce alivio.

Pon una cucharada de miel y una cucharada de zumo de limón fresco en un vaso de agua caliente hasta que se mezcle todo. Espera que se enfríe a temperatura ambiente y luego pídele al niño que vaya sorbiendo el brebaje bien despacio. Repite en el día tantas veces como se necesite.

Medicación

115768295.jpg Algunos anti-inflamatorios, como el advil o el tylenol, pueden ayudar a aliviar los dolores de garganta y a reducir las inflamaciones (siempre la variante infantil). Sigue las instrucciones del paquete y si no hay resultado en dos días, acude al médico inmediatamente.

Hay muchos otros remedios que pueden realizarse en casa. Sin embargo, los tratamientos mencionados, especialmente los 4 primeros, son reconocidos como los más simples y efectivos de todos para aliviar el dolor de garganta en los niños cuando padecen alguna gripe o alergia. Y lo más importante: no conllevan efectos secundarios.

Artículos recomendados

Comentarios