Cuando los amigos de los hijos son una mala influencia

amigos-mala-influencia-1.jpg iStockphoto/Thinkstock

¿Cómo hacer cuando los adolescentes tienen amigos que son una mala influencia? Hay amigos que parecen crear problemas donde quiera que vayan. A ellos les desagrada que nosotros, los padres, interfiramos y sienten que no tenemos derecho de elegir a sus amigos. Sin embargo, nosotros estamos para guiarlos.

¿Cómo lograr mantener alejados a los malos amigos?

Se debe evitar decirles “tu amigo/a no me cae bien”. En lugar de pronunciar que no nos gusta uno de los amigos de nuestro hijo, una mejor manera de tratar de entregar el mensaje es dando ejemplos de comportamiento nuestros. 

Cuando comiencen los problemas, tienes que hablar, explicarles que la mala reputación de él será la misma que él va a tener y que todo el mundo pensara mal y afectará en cómo lo tratarán amigos y profesores, sin hablarles mal del amigo, porque esto es contraproducente.

No debemos criticar al niño en el hogar, porque hará que tu hijo tenga que elegir a quien ser leal. Mejor es decirle que está tomando unas opciones que serán más tarde problemas para él y que seguramente él no quisiera ese tipo de cosas. Se debe evitar culpar específicamente a alguien.

amigos-mala-influencia-2.jpg Hemera Technologies/AbleStock.com/Thinkstock

¿Cómo establecer limites en las relaciones de los hijos?

El establecimiento de límites puede ayudar a calmar la situación. Permite al niño pasar un rato con este amigo en un ambiente controlado como en casa o en grupo; sabremos lo que están haciendo y que no se meterán en problemas.

Invitar a la casa unos amigos es otra manera de poner límites. Incluso, si está saliendo con el amigo que no nos cae bien a los padres; si están bajo nuestro techo, tendremos una idea mayor de lo que está pasando. Hay que dejar que sea su mejor amigo y nunca le digamos al niño que no nos gusta la amistad; nuestro hijo pronto se aburrirá de él.

Hablemos y asegurémonos de que el niño entienda que él tiene la libertad de elección cuando se trata de hacer amigos, siempre y cuando se mantenga dentro de la zona aceptable. Muchas veces es difícil encontrar un equilibrio, porque no se quiere limitar el tiempo con los amigos; aunque no siempre son las mejores influencias.

Mantener un diálogo abierto y el respeto que se deben las diferentes familias y sus amigos funciona y es una buena estrategia.

Artículos recomendados

Comentarios