¿Cómo enseñar a tomar decisiones a nuestros hijos?

ensenar-a-tomar-decisiones-a-nuestros-hijos-2.jpg Wavebreak Media/Thinkstock

Si incluso a nosotros, los adultos, con la experiencia de los años vividos y la madurez que conlleva la edad, nos cuesta en algunas situaciones tomar buenas decisiones, imagínate para nuestros pequeños. Como todo en la vida, la toma de decisiones y el hacerse responsables de las consecuencias que ellas originan, forma parte de un aprendizaje que debe iniciarse desde pequeños.

Te invitamos a que pensemos juntos cómo enseñar a nuestros hijos a tomar decisiones más saludables para sus vidas.

Toma de decisiones a partir del desarrollo moral

Según lo escrito por el autor Rafe Esquith en su libro Teach Like Your Hair's on Fire, existen seis niveles de desarrollo moral, los que toman importancia porque en base a los códigos morales de comportamiento es que nuestros niños toman las decisiones. Estos niveles se estructuran básicamente en seis puntos: obediencia para evitar el castigo; intercambios y favores; relacionarse con los otros; respeto por la autoridad; acuerdos y contratos sociales y la ética universal.

Los niños no nacen con todas las herramientas que necesitan para tomar las mejores decisiones; somos nosotros los padres los que los tenemos que guiar en estos seis niveles, que irán adquiriendo hasta llegar a la adultez.

ensenar-a-tomar-decisiones-a-nuestros-hijos-1.jpg iStockphoto/Thinkstock

El rol de los padres

Los padres somos la influencia más fuerte que reciben los niños en sus primeros años de vida. Por eso es importante establecer buenos ejemplos; se dicta cátedra más con los hechos que con las palabras. Si predicas todo el día la importancia de cuidar el planeta y el medio ambiente, es bueno que no arrojes papeles en la vía pública y apagues las luces de tu casa que no utilices.

Cuando converses con tus hijos de cosas importantes, es bueno que dejes de lado las distracciones, como la televisión o los videojuegos. Muchas veces en esas conversaciones puedes darles pautas importantes para que puedan tomar decisiones que tienen que ver con su vida cotidiana.

Enséñales el valor del tiempo y el respeto por el tiempo del otro y trabaja con ellos en que fortalezcan la educación emocional. Esto último quiere decir que es importante que identifiquen sus propias emociones, para poder tomar las decisiones correctas y que honren sus sentimientos, aún cuando no los comprendan del todo.

Incorpora la lectura de libros en la educación de tus hijos, ya que innumerables estudios han demostrado que los niños aprenden a evaluar las situaciones por las que pasan los personajes y cómo toman las decisiones a lo largo del relato.

Es bueno que comprendan que aunque muchas veces puede ser difícil tomar decisiones, eso es lo que realmente los hace libres, líderes y dueños de sus propias vidas, valores que los conducirán indefectiblemente a la felicidad.

Comparte cuál ha sido la decisión más difícil que como padre has tenido que tomar.

Artículos recomendados

Comentarios