El primer día en la guardería

el-primer-dia-en-la-guarderia-1.jpg Ingram Publishing/Thinkstock

Tal vez no todas las niñeras sean poseedoras de un paragüas mágico, como Mary Poppins o tan divertidas como la ocurrente protagonista de la famosa serie televisiva The Nanny. Pero si debes trabajar fuera de tu casa, necesitarás que alguien se haga cargo de tu pequeño; alguien en quien puedas confiar tu bien más preciado; alguien que lo cuidará de la misma manera que tú; alguien en quien puedas depositar tu confianza, para poder trabajar tranquila, en esas horas en que estés separada de tu pequeño.

Hay varias opciones; ya les dimos consejos para contratar a una niñera, ahora vamos a ver la otra alternativa con consejos para el primer día en la guardería.

Guarderías al servicio de los niños

Antes que nada, deberás pensar en qué tipo de atención necesitará tu niño. Si sientes que tu pequeño estará más contenido y se sentirá más seguro, rodeado de sus juguetes y en la comodidad de su hogar, tal vez debas pensa en contratar una niñera que cuide de tu pequeño en tu propia casa.

Si tu pequeño, por el contrario, es de los que se sienten muy cómodos interactuando con otros niños, las guarderías son una buena opción. Visita el lugar, tómate tu tiempo y trata de imaginarte cómo se sentirá tu niño allí; observa la cantidad de niños que hay y si guarda relación con la cantidad de asistentes que se encuentran en el lugar.

También es importante que te brinden toda la información de la documentación, con respecto a matrícula de inscripción ante los organismos oficiales, así como de habilitación y cobertura médica.

el-primer-dia-en-la-guarderia-2.jpg Jupiterimages/Goodshot/Thinkstock

Adaptación a la guardería, un tema importante

Tu niño es pequeño y será la primera vez que quede al cuidado de alguien que en principio le es ajeno, por eso es importante que la adaptación se realice de a poco, con paciencia, para evitar la angustia de que se sienta abandonado. Lo mejor es comenzar con períodos cortos de tiempo, en los cuales tú puedas estar presente mientras el niño interactúa con las personas que se harán cargo de él, así como también tenga la oportunidad de familiarizarse con el lugar y con los otros niños.

Las despedidas largas no ayudan a los chicos. Evita trasladarle tu angustia. Antes de llevarlo a la guardería, comparte un momento a solas con él; leyendo un libro, jugando con bloques o simplemente saliendo a hacer unas compras.

Y lo que es muy importante, una vez que te hayas despedido, no vuelvas tus pasos hacia atrás para confirmar que tu pequeño se ha quedado tranquilo. Puedes realizar una llamada telefónica a los veinte minutos y en ese momento seguro te enterarás que tu hijo está muy entretenido jugando con otros niños.

El último consejo, aunque no menos importante, cuando te prepares para dejar al niño en la guardería, muéstrate tranquila y sonriente, esto le llevará tranquilidad a tu pequeño.

Comparte cómo fue el primer día que dejaste a tu niño en la guardería.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.