¿Cómo enseñar a los hijos a ordenar su cuarto?

Imagen de Martha Herrera
Enviado por: Martha Herrera

Enseñar a los niños a organizar sus juguetes y recoger el desorden que hacen puede ser una tarea titánica, pero no imposible. A los niños hay que enseñarles responsabilidades desde pequeños, porque si no nosotras vamos a tener que ir por la vida haciendo de niñeras aun cuando ya sean unos adultos. Hoy vamos a ver algunas ideas para enseñar a los hijos a ordenar su cuarto y que se acostumbren a este hábito en el hogar.

Enseñar a tu hijo a mantener en orden su cuarto

De acuerdo a la edad, debes enseñarle a tu hijo que ordene sus cosas y juguetes después de toda una tarde llena de alegría y juegos. Puedes hacerlo en forma de juego e ir recogiéndolos con él las primeras veces hasta que se acostumbre y de manera que, cada vez que termine de jugar, guarde y ordene su habitación.

Tener un cajón o un cesto lo suficientemente grande para que quepan los juguetes es una buena idea para empezar. Cada día puedes añadir algo más a la labor de recoger los juguetes como, por ejemplo, cuando se quite los zapatos indicarle que debe colocarlos en su lugar y no dejarlos en medio de la habitación como acostumbran.

Puedes también dejarle su ropa limpia sobre la cama y que él se encargue de ir ordenándola. Algo con lo que luchamos las madres es cuando se bañan, para que dejen la toalla en su lugar y no en la cama toda envuelta.

Métodos para enseñar a los niños

Los niños se fastidian rápido, aunque debes acostumbrar a tu hijo o hijos de forma rutinaria. Esto quiere decir que debes ser constante, todos los días tienes que exigirles las mismas cosas, para que se vuelva una costumbre en ellos y sean ordenados. Si algunas veces le dices que haga las tareas y otras no, le dará pereza y se volverá desobediente. No querrá hacerlas y no tomara en serio sus responsabilidades.

Debes ser específica en lo que enseñas para que ellos no se sientan abrumados con las tareas. Una cosa a la vez, dándole las ordenes específicas de lo que deseas que haga.

Los niños son muy sensibles y cuando son motivados con cariño y alegría, y también premiados con recompensas por sus buenas actitudes responden más rápidamente y de mejor forma. Puedes utilizar un sistema de recompensas cuando haga sus tareas completas. Semanalmente puedes premiarlo con algo especial que le guste mucho: alguna golosina, algún juguete nuevo, un paseo, etc.

Los padres debemos tener estrategias para enseñar a nuestros hijos. ¿Cuáles son las tuyas? ¡Compártelas con nosotros!

Artículos recomendados

Comentarios